Skip navigation

¿A quién no le parece repugnante los estacionamientos llenos de pichi en los suelos?

Es cierto que eso es asqueroso y los ciudadanos tienen el deber de hacer sus necesidades en baños en donde no puedan afectar el ornato público ni el ambiente. Después de recapacitar uno se pone a pensar: ¿es culpa de la gente sucia que pulula por allí?, ¿es que no hay valores?, ¿qué se han creído estos cochinos?

Algo que uno aprende en Marketing Social es: para que el individuo adopte ciertas costumbres, éste de tener el producto y el servicio necesario, con el cual mediante un conocimiento sobre el uso de éstos y el factor costo/beneficio operando, consigue los insumos necesarios para impulsar el cambio de conducta del individuo el cual es la finalidad. En castellano, adentrándonos al tema de este post, significa que se necesitan baños públicos (productos) y que éstos puedan ser utilizados por las personas de forma gratuita (servicios) teniendo en cuenta que ellos y ellas pueden ser multados o pueden sentir vergüenza al miccionar en público (costo/beneficio) teniendo en cuenta que los individuos sepan para qué se utilizan y cómo funcionan los servicios higiénicos (conocimiento).

Tal como veremos en el reportaje de Heidi Grossman siempre hubo un refuerzo negativo sobre el tema . Si bien revela un gran problema, hay que alentar más las soluciones y las alternativas antes que sancionar a la gente sin darle la oportunidad de cumplir la norma. Si bien este reportaje data del año 2002, en muchos lares el problema no ha sido solucionado.

Beatriz Boza, de la ONG Ciudadanos al Día, nos lo recordó hace un mes sobre la falta de baños públicos en el país y sobretodo en la ciudad capital de Lima. También nos ha manifestado sobre la existencia de la Ley Orgánica de Municipalidades (Nº27972) en el cual se los municipios deben de hacer y mantener baños públicos en sus respectivas jurisdicciones. Lo lamentable es que no todos los municipios cumplen con dicha norma (tal como nos lo demostró en un Informe del CAD sobre Baños Públicos) y aún así, en los municipios en los que hay, faltan baños.

Hay que tener en cuenta este problema para evitar la contaminación ambiental, para evitar focos infecciosos de enfermedades y poder valorar al entorno en el cual circulamos y a quienes también van por esos lares porque al final con todos se comparte un espacio de tránsito.

Una fórmula podría ser un convenio entre municipalidades con las diferentes entidades privadas (restaurantes, grifos, supermercados) disminuyéndoles el impuesto a cambio de un adecuado mantenimiento del baño, de una publicidad del baño y de su gratuidad para las personas que quieran acceder a los servicios. No sé, digo yo.

Anuncios

4 Comments

  1. buen registro meadero

  2. Esta gente asquerosa de mierda que no le gusta gastar nada y encima atrevidos y sinverguenzas,estas personas que orinan son mas cochinos que los perros como habia dicho un turista venezolano,yo le diria perro al que orina en la calle,ensuciando a la patria peruana que verguenza CARAJO a esos cochinos merecen darle palo duro para que no vuelvan a orinar.

    • No ganas nada insultando ni golpeando a la gente. Primero ponte a pensar que tu también orinas en la calle y puede que no encuentres ni un baño público (y si lo encuentras puede que aún así no tengas 50 centimos para pagarlo).

      Uno primero debe de permitir hacer cumplir la ley… sino la ley será quebrantada nos guste o no nos guste… insultes o no insultes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: