Salte la navegación

Tag Archives: tres años

El APRA y Alan utilizando la reconstrucción para proselitismo politico (Foto: El Comercio; hacer click en la foto para mayor información)

Todos sabemos que gran parte del “sur chico” sigue en pedazos a consecuencia del terremoto que han sufrido el 15 de agosto del 2007. Las autoridades han sido ineficientes, e incluso corruptas, con el dinero recibido, con las donaciones y con esos organismos que entorpecieron la reconstrucción de dicha parte del Perú tales como FORSUR. Lo peor es que Alan García, presidente del Perú, se rasca la panza cada vez que se pronuncia sobre el tema.

Hemos visto, anteriormente, las burradas dichas por el presidente (léase también el informe de ADN sobre “Los desatinos delocuaz presidente García“). Tres años después Alan García dice esto sobre las familias que no pudieron reconstruir sus viviendas. Aquí sus declaraciones por cortesía de MrRppc.

“Hay un error cuando se cree que vamos a sacrificar a todo el país solamente para Ica. Hemos invertido 2´070 millones de soles en Ica en los últimos 10 años.

Escúchenme, 2´070 millones de soles se han erigido, me parece, que 22 colegios completamente nuevos y grandes, se han construído tres hospitales enormes de seguridad social, se están construyendo otros tres hospitales del Ministerio de Salud, se ha hecho una cantidad de obra que no se ve porque está bajo el suelo, que es toda la red de agua potable y de alcantarillado, que es saneamiento de muchas poblaciones, especialmente de Pisco, se han construido carreteras como la avenida Fermín Tanguis, por ejemplo, y se ha entregado a 28 mil ciudadanos, familias, bonos para la reconstrucción, de seis mil soles que ellos pueden juntar con el subsidio de “techo propio” que es de 17 mil soles.

Es decir, el que quiere levantar su casa ha podido hacerlo. Lamentablemente, muchas personas irresponsables han usado el bono, no lo han usado o lo siguen guardando, lo han vendido, lo han cambiado y descubrimos que muchísimos funcionarios y alcaldes, pensando en la reelección, declaraban destruida completamente una casa ofreciendo 6 mil soles. Pero yo no puedo usar el dinero de todos los peruanos irresponsablemente.”

Es curioso que toda esa inversión que dice haber dado el presidente, simplemente, no se sienta en la población pisqueña ni en la región de Ica. Eso hace que cualquier mortal perciba que hubieron grandes casos de desfalco y corrupción.

Reconstrucción o maquillaje? Parece que es lo segundo (Foto: Revista Poder)

Por otro lado, todavía los colegios que el mandamás considera como “emblemáticos” están siendo remodelados (como si fuera prioridad) y aquellos colegios que no estan categorizados como tal quedan en el total abandono del estado. Sobre los Hospitales, recién estos son inaugurados, tres años después del terremoto, con comparsa y ayayerismo partidario de por medio… cuando debieron estar teminadas hace mucho tiempo.

Ya de por si lo del bono ha sido utilizar irresponsablemente el dinero de todos los peruanos. Cuando en un entorno crece la demanda sobre los recursos a utilizar (es decir fierro, ladrillo, quincha, mayas de conteción) es mayor y por lo tanto los precios suben… por eso, como vimos hace dos días, la gente se queda con unos cuantos ladrillos y fierros. Alan y su séquito aún no comprenden nada sobre economía (así como en 1985 a 1990 cuando quebraron al país).

Otra genial Carlincatura que demuestra la ineficiencia del Gobierno Peruano de Alan García en el caso de la reconstrucción del sur

Y sobre la reelección… ¿acaso Alan no está pensando en ser presidente el 2016 y por eso ya ha mandado a sus adulones a la inauguración de los hospitales para hacer proselitismo político? (Hospitales que demoraron demasiado en construirse, recordémoslo) Recordemos que muchos de esos adulones viven de esos fracasos institucionales como el FORSUR que este gobierno mantiene. Se queja del proselitismo político de las autoridades locales pero no ve la paja en su propio ojo.

Ahora ya saben por qué considero a Alan García como “el mayor incendiario del país” y despues se queja de las protestas ocurridas como las de antes de ayer que si bien, no las justifico, también hay responsabilidad en su persona.

Paredes rotas en colegios del Callao

El 22 de Febrero hice un post llamado “Canon y Transferencias: ¡Qué facil se la lleva Callao!” donde vimos cómo es que entre el 2007 y el 2009 dicho Gobierno Regional recibió 391´505,265.25 Nuevos Soles. Esto reflejaba una disparidad teniendo en cuenta la población y el tamaño que tiene el Callao con otras regiones (una población cerca al estándar nacional pero con un territorio muy reducido respecto a otras regiones).

De todo ese dineral entre 10% al 20% va a un Fondo Especial dedicado a los colegios chalacos denominado el Fondo Educativo Callao. Dicho fondo está respaldado mediante el Artículo 3 de la Ley Nº 27613. Esta ley dice lo siguiente:

Ley Nº 27613, que en el Artículo 3° establece, entre otros aspectos, que el “10% del monto percibido por el Consejo Transitorio de Administración Regional del Callao, como Participación en Rentas de Aduanas (PRA), se destinará a la creación de un Fondo Educativo con la finalidad de sufragar los costos de los programas destinados a la Provincia Constitucional del Callao, a elevar la calidad académica y pedagógica de los profesores del Sector Público a través de reentrenamiento y actualización permanente, otorgándose un incentivo por las horas destinadas a estas actividades y la buena preparación educativa, intelectual y ética de los alumnos de esas mismas escuelas. Igualmente, se podrá destinar hasta el 20% del Fondo Educativo para obras de infraestructura y para equipamiento de escuelas públicas, con énfasis en desarrollo informático e internet”.”

Entre el 2007 al 2009 el GR Callao recaudó 61´011,511.30 nuevos soles bajo ese concepto (Fuente: Aplicativo de Distribución de Recursos de la Secretaría de Descentralización de la Presidencia de Consejo de Ministros); entro, también, a las cifras del ESCALE (Estadísticas de Calidad Educativa) y me encuentro con estas cifras que muestro a continuación:

Número de Centros Educativos en el Callao

Según el ESCALE el Callao tiene 626 entidades públicas dedicadas a la educación. Si dividimos el dinero percibido por el Gobierno Regional del Callao entre entidades públicas del Callao nos sale 97,462.48 nuevos soles por cada centro educativo. Es decir, en tres años se tiene el dinero suficiente para refaccionar e implementar todas las instituciones educativas en el Callao (ojo, no rehacer).

Es por eso que pedí en el postdata del mencionado artículo lo siguiente:

“Pd2. Si es que hay colegios estatales, que se caen a pedazos en el Callao, por favor manden foto… se los agradecería un montón.”

Ayer, en el Programa Cuarto Poder, no sólo nos facilitaron fotos… sino la reportera Graciela Villasis ha hecho un videorreportaje interesante donde un ex-auditor del Gobierno Regional chalaco revelaba demasiadas cochinadas hechas desde dicho ente por parte de Alex Kouri y compañía. El ex-auditor, que ha sido despedido de dicho trabajo, se llama Dante Díaz Padilla y en este reportaje se ven gastos del GR del Callao en el sector educación (y de yapa en el sector salud) que no se tradujeron en una mejor implementación en dichos servicios públicos.

El video viene por cortesía de LaRepública.pe.

Portón de colegio Manuel Seoane en el Callao

Bueno… esto nos recontraconfirma que la corrupción es sinónimo de ineficiacia y si la gente es “educada” a soportarla está destinada a tener este tipo de mediocridades que no benefician para nada a la gente del Callao. Tanto canon aduanero para que el resultado sean baños rotos, paredes sucias, carpetas destrozadas, entre otras materias. Punto aparte, la matonería que generan aquellas autoridades que quieren taparlo todo.

Pd. Me solidarizo con Dante Díaz Padilla ante los hechos suscitados contra su persona y contra su familia.

El día de hoy, miércoles 7, coordiné para encontrarme con una compañera de trabajo en un lugar cerca al cruce de la avenida Canaval y Moreyra y el Paseo de la República en San Isidro. Eran las 12 y 41 del mediodía (había coordinado para estar a las 12 y 45) y me fui a una cabina telefónica para llamarla.

De pronto, un niño de tres años que tenía un polo corto, manchado con tierra de color gris y con una caricatura que no divisé bien se me acercó y me pidió dinero. Yo sabía lo que todo ello implicaba y que su historia probablemente era muy lamentable, aparte que estaba cerca de llegar tarde a mi cita. Intente evitar mirar a sus ojos para no quebrarme de lástima, de rabia, de horror… no por él, sino por la mercancía humana que personificaba.

Mientras trataba de llamar desde la cabina telefónica el niño insistía en que le dé dinero y yo me negué. Tanto insistía que me jaloneó el saco beige que llevaba conmigo… le dije que deje mi saco con la ilusa palabra mágica del “por favor”.

Entonces, el niño dejó mi saco… y escupió en mi pantalón. Escuché de pronto una voz, era su “hermana” festejándole el escupitajo a este extraño que supuestamente era un pituquito tacaño maldito. Era una niña de seis años que presentaba un serio cuadro de desnutrición.

Me indigné y entre la cólera que me invadía y la comprensión del momento sólo atiné a decirle a ambos: “yo no soy quien los mantiene esclavizados”… y me retiré.

No hice más que irme porque no podía hacer catarsis por completo. No creo que mi acción sea un motivo para enorgullecerme. Recibí una de las bofetadas más grandes que recibí de la pobreza de mi país. Un niño indefenso atacándome porque no le di plata… algo a lo que sólo está avocado y destinado a hacer a costa de su educación, de su cuidado, de su bienestar. Si le daba aunque sea una moneda estoy seguro que lo seguiría condenando un poquito más a su esclavitud de forzado mendigo infantil.

Y en efecto, luego de salir de mi cita vi desde una prudente distancia como una señora con una gorra azul, que cargaba a un bebé en su espalda y que poseía una bolsa de caramelos, recogía a esos niños junto a otros dos más en ese mismo lugar cerca al cruce de la avenida Canaval y Moreyra y Paseo de la República. También vi, en ese momento, como es que los niños le entregaban lo que habían alcanzado dar a la señora.

Lo miré desde distancia, lo miré desesperanzado. Si las policías de tránsito y los policías que vigilan la zona, los cuales son varios, no aplican la ley contra la mendicidad infantil… esos niños tendrán ese destino infeliz. Peor aún, si no hay políticas correctas es posible que los policías hagan aquello que ni siquiera se me ocurrió hacer: golpearlos.

A los niños sólo les deseo los mejor… porque ese escupitajo proviene, no de ese niño, sino de la ineptitud y la porquería de persona que es esa señora que, estoy seguro, no es su madre.

Esos niños son víctimas de una de las modalidades de trata de personas: la mendicidad infantil.

Mendicidad infantil que, por cierto, al gobierno sólo le importa combatir cuando hay alguna cumbre como la de APEC.