Salte la navegación

Tag Archives: Plaza Vea

Viniendo desde la Estación Balta... La Estación Plaza Las Flores

El día en el que estuve chambeando en la actividad “Chapa tu Paradero” (15 de abril), después de terminar de fotografiar los paraderos de Domingo Orué, Angamos y Ricardo Palma, me fui a Barranco para cumplir mi horario fotografiando el paradero Balta y, de paso, verificar si me faltaba incluir un paradero en el listado que hice para completar todos los Paraderos del Tramo Sur del Metropolitano.

Efectivamente, uno de los paraderos que me faltó enlistar ha sido el Paradero Plaza Las Flores ubicado donde anteriormente se encontraba el Mercado de Flores de Barranco.

Habré estado por las cercanías de la Estación Balta a eso de las 10 y 45 de la mañana y decidí hacer la exploración del entorno (tanto de la Estación Balta como en la Estación Plaza Las Flores). Cabe señalar que, también, buscaba un lugar bueno, bonito y barato para comer ya que se acercaba el mediodía y estaba entre el horario de mañana y mediodía que había fijado para la actividad Chapa tu Paradero.

Caminé cerca a la entrada de Paseo de la República (por el restaurante El Hawaiiano) y no ubiqué ningún puente peatonal (lo cual debería de ser de suma necesidad para la gente).

Objetivo como peatón: Llegar desde "El Hawaiiano" hasta "Plaza Vea" (Foto: Franco Uribe)

Entonces intenté cruzar la pista cerca del paradero. Un guardia me dijo que no podía y que debía de ir por el atajo que colindaba con la pista del Metropolitano… asi que fui para allá y me encontré con un policía en medio camino. Este policía me increpó que no podía ingresar por allí y yo le dije que no es mi culpa que no hayan reglas claras y que la señalización sea caótica. Al final me retiré diciéndole que él no es el problema y tener vacíos normativos en la obra le perjudica su labor (lo cual es muy cierto). Así llegué al Plaza Vea ubicado en la otra parte de Paseo de la República en mi viajecito expedicionario.

Eso mismo vi... ambiente post guerra en Estación Las Flores (Foto Franco Uribe)

Lo que vi en lo que supuestamente se va a construir en el Paradero Plaza Las Flores son diversos, montículos, un par de edificaciones corroídas, montacargas dispersos… en fin, un lugar que parecía “zona de guerra”… tanto que luego pedí, mediante twitter desde una cabina pública barranquina, que alguien se encargue de tomarle fotos a dicho lugar. Cabe señalar que luego de ir por dicho lugar retorné a las cercanías del Paradero Balta y entré a una cabina pública para adherirme a la otra campaña… la del hashtag #lentopolitano.

He aquí la imagen de mi recorrido. Cabe señalar que no era el único que pasaba por la zona pero si me percaté que era el único al cual el policía gritó.

Recorrido de @Bobsparz por las cercanías del Paradero Las Flores de Barranco el 15 de Abril.

Recorrido de @Bobsparz por las cercanías del Paradero Las Flores de Barranco el 15 de Abril.

Nota: Para pasar de punto A a punto B debe de ser muy difícil para los vecinos de la zona por la cual he intentado ingresar al Paradero, sobretodo cuando quieren ir a un Centro Comercial como lo es el mencionado Plaza Vea. Urge puente peatonal en la zona… aunque las veredas, lastimosamente en la actualidad, no cuentan con el ancho suficiente para albergarlo.

Bueno, después de cumplir con la otra campaña del twitter (#lentopolitano) desde una cabina pública barranquina, fui y fotografié la Estación Balta y luego volví a las cercanías de la Estación las Flores a la cual sólo pude tomarle tres fotos ya que la memoria de mi celular quedó completa.

Justo cuando intento tomarle fotos a la Estación de Plaza las Flores, a lado del restaurante El Hawaiiano (ni siquiera en la pista), se me acerca un sujeto de seguridad, proviniente del paradero Las Flores, cruzando la pista de la avenida Panamá de forma tempestiva. Este sujeto me preguntó de qué canal soy, si tengo permiso para hacer ese tipo de imágenes y que estaba prohibido a que yo tome imágenes sino que me iban a confiscar mi celular.

Metropolitano en medio del desorden... parecieron estar de exhibición "cachasienta" por la zona

Yo le dije que soy un ciudadano común, que no soy de ningún canal y que lo que hace amedrentándome sería ilícito y si me quita el celular sería un robo. Luego se va y yo, al percatarme que no lo grabé (ya que la memoria de mi celular estaba full), le avisé al policía (a otro que no era el mismo que me increpó en la expedición… y desde el otro lado de la pista) que estaba chequeando la obra, y le dije que este sujeto que se me acercó intentó amenazarme.

El policía se hizo el loco y luego vino un sujeto vestido informal con polo rojo con cuello, tez clara, medio robusto, de un metro ochenta quien salió a lado del paradero. Yo atiné a saludarlo ya que sacó su celular y me tomó foto como advertencia de que ya tiene mi imagen. Yo intento hablar con el policía, desde la distancia, y el sujeto mencionado se interpone diciendo, desde lejos, que si podía tomar las fotos que quiera. Yo me fui porque, lamentablemente, ya mi celular no contaba con imágenes para constatar las irregularidades vistas en el Paradero Plaza Las Flores.

Pues si bien, no obtuve las imágenes necesarias para ver, desde lejos las irregularidades cometidas en dicha estación… será un vecino quien el lunes (no el jueves), desde su azotea, verificó parte de la magnitud de las irregularidades cometidas en dicho lugar: el robo de cables eléctricos.

Paradero Plaza Las Flores... una de las tres fotos que tomé

Ante ello mis preguntas son: ¿Intentaron encubrir este delito ante el lente de mi cámara celular?, ¿los policías están presentes para resguardar los bienes públicos o porque tienen que estar sometidos a las despensas de cualquier alcalde engreído?, ¿cual es el objetivo de tal tipo en tomarme foto o acaso le paresco “churro”? y finalmente ¿cuándo estará listo el Metropolitano para el público en general? ¡Qué colera me da que mi celular no haya tenido la suficiente memoria para constatar la amenaza!… pero espero que mis palabras sirvan para costatar este hecho y para preguntar, efectivamente, si una cosa tiene que ver con la otra.

Paola Vargas - Víctima de barristas de la U

Esta semana hemos sido testigos en los medios de dos actos repudiables: la tortura en la discoteca Tonga de tres muchachos llamados Frank Jiménez, Carlos Sullón y Gonzalo Palacios quienes fueron confundidos por delincuentes siendo humillados vergonzosamente y la muerte de la estudiante Paola Vargas después de haber sido empujada desde una combi en movimiento por barristas de Universitario de Deportes haciéndola que su cabeza se golpee contra el pavimento y se produzca su deceso. Si bien, ambos casos ocurrieron en distintos espacios, horarios, situación geográfica y por diferentes motivos, comparten un componente común que hay que desterrarlo de nuestra sociedad. Me refiero a la matonería, y peor aún, la que se ejecuta deliberadamente siendo avalada y escudada dentro de un grupo social con fines e intereses particulares.

Víctimas del incidente ocurrido en la Discoteca Tonga denunciando el caso

La matonería se da con el conocimiento de causa del agresor de que “nada va a pasar”, o sea impunidad, porque tiene una institución y/o instituciones que lo protegen y no revelan la identidad y/o identidades de los criminales. Si bien dichos actos pueden ser hechas bajo una orden de un superior y/o contratante (como ocurrió en la discoteca Tonga) o por un momento de exaltación de algún individuo y/o individuos dentro del grupo (como ocurrió con Paola Vargas). Eso hace que el delincuente halle en el grupo un escudo, que es el anonimato, que lo encubrirá.

Ello va acompañado con el bajo autocontrol del individuo en masa. haciendo que el individuo sea dominado por sus acciones y expresiones en vez de razonar y que su comportamiento sea más desproporcionado y lesivo hacia cualquier otro integrante de la sociedad o bien común.

Caso 1: La Muerte de Paola Vargas por hinchas de Universitario de Deportes

Por cortesía de jorgenb696

Es el caso de la contadora Paola Vargas  quien este domingo tomó un bus en la Av. San Luis (iba por la A. Javier Prado), que luego sería copado por barrista de Universitario quienes iban al Monumental para el partido contra el Melgar FC. Antes que Vargas decidiera bajarse cerca al Plaza Vea del Jockey Plaza, los barristas le robaron algunas pertenencias suyas y la empujaron desde la puerta. Paola Vargas murió después de que su cabeza chocara contra el piso.

Trinchera Norte La Barra de la U

También tenemos los condicionamientos de los integrantes dentro del grupo que discrepan con dichas acciones o terceros que contemplaron dichos actos delictivos los cuales se han convertido en testigos de los hechos. Dependiendo de los principios, la capacidad de descripción y memoria, otros factores condicionantes del entorno y, sobretodo, del cuidado que tengan para evitar posibles ataques del grupo y/o individuo agresor, el testigo colaboraría. Y ojo, que en el caso del “disidente” (o sea, el primer caso) es peor porque dentro de dicho nicho será rechazado y repudiado por “soplón”, “acusete” o “traidor” ya que supuestamente “quebraría las normas de convivencia de dicho grupo”.

Policías y público

Pero lamentablemente, en nuestro país, no contamos con la protección adecuada a los testigos, tenemos la falta de solidaridad de algunos representantes de instituciones directa y/o indirectamente involucradas (los cuales sólo creen que “declarando disculpas” y diciendo que “van a colaborar con la autoridad” resuelve el tema particular) y en muchos casos el deber ciudadano se ve opacado por la ineficacia del aparato estatal, tanto en justicia como en la policía. Ello serán los mayores obstáculos para pode hacer desenmascarar a aquellos delincuentes que se amparan en el anonimato y que actúan mediante el descontrol grupal, la alta posibilidad de impunidad y el “respaldo” y/o ninguneo de otras instituciones.

Caso 2: La agresión de tres asistentes a la discoteca Tonga de Los Olivos

Por cortesía de INTERFILMSTV1

El Sábado personal de seguridad de la Discoteca Tonga acusa a tres jóvenes concurrentes de haber robado, motivo por el cual comienzan a golpearlos, vejarlos y humillarlos en frente del público. Los jóvenes son Carlos Sullón Ballesteros, Gonzalo Palacios Zapata y Frank Jiménez Mora.

Para el colmo, el mismo personal de seguridad robaron las pertenencias de las tres víctimas.

Ubicación de la discoteca Tonga en el Bulevar de Los Olivos

Un caso es más triste y más difícil para poder hallar al responsable o a los responsables ya que el grupo probablemente se encontraba aglomerado en la combi y porque la víctima, lamentablemente, ha fallecido; en el otro caso se trata de vigilantes de una discoteca donde hay pruebas contundentes sobre el personal que trabaja, quien es el dueño (Jorge Tello Villalobos) y cómo es que han cometido delito ya que las víctimas, los principales testigos, están con vida.

Necesitamos autoridades competentes que imposibiliten cualquier actitud matonesca de unos sobre otros (y que no se hagan los cómplices como en el caso de la Discoteca), participación ciudadana en seguridad con un aparato estatal creíble y justo y tecnologías factibles para identificar a los responsables. De lo contrario será difícil evitar que los potenciales vándalos se “descontrolen” y cometan sus atropellos.

La Matonería como Sociedad Anónima está presente… desde donde te encuentres recházala sin ningún tapujo… cuidar de otros es cuidarte a ti mismo.

Pd. Este viernes (mañana) a las 6:30pm Frente al Palacio de Justicia asistan a la manifestacion para parar la violencia de las barras bravas (yo no podré estar porque cruza con mi diplomado).

No estaría mal también hacer un evento para la clausura del “Tonga” así que gente del Cono Norte, de Morropón, de Los Olivos… ¡a manifestarse!

Mapa de Zonificación de Jesus María (hacer click para agrandar)

Mapa de Zonificación de Jesus María (hacer click para agrandar)

En este blog ya hemos mostrado como los alcaldes de San Borja y San Isidro se alistan para las municipales del 2010. Ahora le toca al distrito que me vio nacer (pues nací en el Hospital San Felipe): Jesús María.

En el distrito limeño de Jesús María su alcalde, cuyo nombre es Enrique Ocrospoma, quien proviene de la misma secta el burgomaestre de Lima Metropolitana Luis Castañeda (alias el “mudo”), decidió empezar las elecciones dentro de su jurisdicción “queriendo hacer obras a la prepo” sin analizar las consecuencias que éstas pueden conllevar.

Para corroborar las exquisiteces del alcalde les vamos a mostrar los dos casos por los cuales los vecinos manifiestan su malestar.

El “Agora” de Residencial San Felipe

El Agora de la Residencial San Felipe

El Agora de la Residencial San Felipe

Tal como nos recuerda Jessica Benza “El Agora” era un centro de reunión y a la vez una obra emblemática arquitectónica dentro la ciudad de Lima y representaba un proyecto urbanístico de ciudad ideal dentro de ese complejo residencial llamado San Felipe a mediados del siglo XX. Era ese espacio abierto, que siempre es necesario, junto a los edificios y esas áreas verdes colindantes que impulsaban un orden urbanístico para nuestra capital (algo que a gritos necesita esta ciudad). Cabe señalar también que en su primer piso hay tiendas donde venden distintos productos. Toda una obra armónica a la cual debíamos de imitar.

Pero al alcalde de turno se le ocurrió “modernizar” dicha obra arquitectónica queriendo destrozar las bancas tradicionales de concreto para poner farolas ornamentales y bancas decorativas de madera los cuales no van de acorde con el entorno establecido.

Aquí les mostramos las imágenes de terror para todo aquel que vive por la Residencial San Felipe.

Lo que quiere hacer Ocrospoma

Lo que quiere hacer Ocrospoma

Además de lo mencionado se intenta hacer un espejo de agua en el suelo entre otras colorinches ideas del alcalde de turno. Cabe señalar que los vecinos de la zona tuvieron conflictos con Ocrospoma porque este quería que en la zona donde se encuentran las tiendas se construya un Supermercado Plaza Vea que iba a generar la contaminación visual en la zona con el color estridente y el tamaño exorbitante del Supermercado que implicaría la toma del espacio del estacionamiento de los residentes en la zona. Ello también provocaría una posible congestión vehicular y bulla muy cerca a la residencial.

Sobre el tema El Colegio de Arquitectos del Perú respalda la posición de los vecinos de San Felipe.

Cruce entre Avenida La Peruanidad, Calle Horacio Urteaga y Calle Juan Augusto Ferreyro

Como podrán ver en el mapa la posición de la construcción de por si es extraña. Cabe precisar que algunos carros hacen vuelta en “U” desde la Av. De la Peruanidad para la Calle Urteaga pero el afán del burgomaestre de “hacer por hacer” y motivado en buscar nuevos espacios para construir (pero luego se jacta del boom constructor que beneficia sus arcas municipales) decide hacer un Centro para el Adulto Mayor en la vía pública.

El problema es que dicha edificación dificultaría el acceso peatonal al Campo de Marte por dicha zona y a la vez imposibilita la visión al conductor provieniente de la Av. De la Peruanidad que quiera voltear para Urteaga con la probable consecuencia de poder atropellar a cualquier peatón que circule por allí. Si cree que lo que digo es algo enredado vea aquí las imágenes de la protesta.

Bueno, espero que el alcalde entienda que no todos tienen ojos biónicos que traspasen las barreras del cemento. Cabe precisar que lo que hace es ilegal y atenta contra el ornato ya que no se puede construir en la vía pública.

Enrique Ocrospoma y Luis Castañeda
Luis Castañeda y Enrique Ocrospoma

Así es como comenzó la campaña municipal en Jesús María con el alcalde de turno con algunos pasos adelantado. Espero que la gente logre una coordinación tal como la hecha por la gente de “Salvemos Barranco“. Los vecinos de San Felipe también cuentan con un sitio virtual cuyo nombre es “San Felipe no se Vende” con la finalidad de que se terminen los atropellos que hace el alcalde de su distrito hacia el lugar en donde viven.

Para concluir, les recomiendo el post del Morsa quien nos muestra lass exquisiteces publicitarias en los que incurrió Enrique Ocrospoma como alcalde utilizando la plata de los vecinos y les recomiendo que lean el artículo de Sinesio López titulado “Residencial San Felipe”. Al fin y al cabo sobra la plata en la Municipalidad de Jesús María y al parecer el tal “Ocros” (como lo llaman en San Felipe) es otro más que quiere costear su reelección con los arbitrios de los vecinos.