Skip navigation

Tag Archives: institución

Caricatura de Heduardo

Yo personalmente no creo que el Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, lleve consigo las palabras de Dios tal como él profesa. Lo que a él le motiva es el fundamentalismo ideológico con el cual intenta que la iglesia, como institución, gane el terreno perdido durante estos tiempos e intente controlar los aparatos del estado e incluso nuestra propia privacidad.

El Cardenal, como verán en el siguiente video, es capaz de decirle a cualquier mujer “puta”, que la institución militar es una “mierda” y que los Servicios de Inteligencia deben de tener “espíritus mentirosos” aunque ésto cueste la vida de inocentes y aliente ejercicios dictatoriales tal como ocurrieron en la década del fujimontesinismo.

Escuchemos las palabras del Cardenal Juan Luis Cipriani en este viernes santo por agenciaperucom ya que hay que estar interesados qué es lo que entiende como “Naturaleza Humana” (si bien este video es del 2001 vale la pena recordar quien es este sujeto).

Jajaja, jijiji, jojojo… ¡Vaya patán resultó ser este monseñor! Y ya que él pide la renuncia del Ministro de Salud, porque no le da el gusto en su berrinche ideológico, a ver si este video llega al Vaticano para que retiren a este sujeto del Arzobispado.

Caricatura de Andrés Edery

También, entre otros roches, podemos ver cómo es que el Cardenal negocia el Colegio de los Toribianitos (y no le importa un rábano si es que gasean a los chicos), vaya a molestar a la gente de la Universidad Católica con “la recuperación” del recinto universitario de las almas pecadoras, cómo durante su estancia como Arzobispo de Ayacucho no atendía a aquellos familiares de víctimas muertas tanto por terroristas como por militares en tiempos de la guerra contrasubversiva (incluso llegó a poner en la puerta de la Catedral un cartel que decía: “Aquí no se reciben casos de Derechos Humanos”) y cómo nos quiere alarmar, en la actualidad, de la llegada del demonio porque no le hacemos caso a su palabra que, según él, es la palabra de Dios.

Caricatura de Rossell

Por eso, en estas fiestas recordemos que, quien nos habla desde la Catedral, es un simple mortal que prefiere pasar como víctimas al Papa y a los Sacerdotes en vez de afrontar el problema serio de la institución que es el aprovechamiento que muchos de sus miembros hacen de la cuota de poder que los creyentes de la religión católica les otorga. Uno de los gravísimos casos, donde se nota dicha aberración muy fuerte, es el de los niños y niñas violados por párrocos y eso no tiene perdón, ni siquiera de Dios, por ser un escándalo repetitivo que miembros de la iglesia, como Cipriani, intentan encubrir para seguir teniendo su cuota de poder.

Pd. Con esto no intento hacer una generalización de los integrantes de la iglesia católica pero necesitamos que los justos y los verdaderos obreros de Dios pongan estos temas en discusión y que estos charlatanes con sotana no se vengan con excusas ni con escandaletes que, al final, debilita a la gran comunidad eclesiástica.

Anuncios

Paola Vargas - Víctima de barristas de la U

Esta semana hemos sido testigos en los medios de dos actos repudiables: la tortura en la discoteca Tonga de tres muchachos llamados Frank Jiménez, Carlos Sullón y Gonzalo Palacios quienes fueron confundidos por delincuentes siendo humillados vergonzosamente y la muerte de la estudiante Paola Vargas después de haber sido empujada desde una combi en movimiento por barristas de Universitario de Deportes haciéndola que su cabeza se golpee contra el pavimento y se produzca su deceso. Si bien, ambos casos ocurrieron en distintos espacios, horarios, situación geográfica y por diferentes motivos, comparten un componente común que hay que desterrarlo de nuestra sociedad. Me refiero a la matonería, y peor aún, la que se ejecuta deliberadamente siendo avalada y escudada dentro de un grupo social con fines e intereses particulares.

Víctimas del incidente ocurrido en la Discoteca Tonga denunciando el caso

La matonería se da con el conocimiento de causa del agresor de que “nada va a pasar”, o sea impunidad, porque tiene una institución y/o instituciones que lo protegen y no revelan la identidad y/o identidades de los criminales. Si bien dichos actos pueden ser hechas bajo una orden de un superior y/o contratante (como ocurrió en la discoteca Tonga) o por un momento de exaltación de algún individuo y/o individuos dentro del grupo (como ocurrió con Paola Vargas). Eso hace que el delincuente halle en el grupo un escudo, que es el anonimato, que lo encubrirá.

Ello va acompañado con el bajo autocontrol del individuo en masa. haciendo que el individuo sea dominado por sus acciones y expresiones en vez de razonar y que su comportamiento sea más desproporcionado y lesivo hacia cualquier otro integrante de la sociedad o bien común.

Caso 1: La Muerte de Paola Vargas por hinchas de Universitario de Deportes

Por cortesía de jorgenb696

Es el caso de la contadora Paola Vargas  quien este domingo tomó un bus en la Av. San Luis (iba por la A. Javier Prado), que luego sería copado por barrista de Universitario quienes iban al Monumental para el partido contra el Melgar FC. Antes que Vargas decidiera bajarse cerca al Plaza Vea del Jockey Plaza, los barristas le robaron algunas pertenencias suyas y la empujaron desde la puerta. Paola Vargas murió después de que su cabeza chocara contra el piso.

Trinchera Norte La Barra de la U

También tenemos los condicionamientos de los integrantes dentro del grupo que discrepan con dichas acciones o terceros que contemplaron dichos actos delictivos los cuales se han convertido en testigos de los hechos. Dependiendo de los principios, la capacidad de descripción y memoria, otros factores condicionantes del entorno y, sobretodo, del cuidado que tengan para evitar posibles ataques del grupo y/o individuo agresor, el testigo colaboraría. Y ojo, que en el caso del “disidente” (o sea, el primer caso) es peor porque dentro de dicho nicho será rechazado y repudiado por “soplón”, “acusete” o “traidor” ya que supuestamente “quebraría las normas de convivencia de dicho grupo”.

Policías y público

Pero lamentablemente, en nuestro país, no contamos con la protección adecuada a los testigos, tenemos la falta de solidaridad de algunos representantes de instituciones directa y/o indirectamente involucradas (los cuales sólo creen que “declarando disculpas” y diciendo que “van a colaborar con la autoridad” resuelve el tema particular) y en muchos casos el deber ciudadano se ve opacado por la ineficacia del aparato estatal, tanto en justicia como en la policía. Ello serán los mayores obstáculos para pode hacer desenmascarar a aquellos delincuentes que se amparan en el anonimato y que actúan mediante el descontrol grupal, la alta posibilidad de impunidad y el “respaldo” y/o ninguneo de otras instituciones.

Caso 2: La agresión de tres asistentes a la discoteca Tonga de Los Olivos

Por cortesía de INTERFILMSTV1

El Sábado personal de seguridad de la Discoteca Tonga acusa a tres jóvenes concurrentes de haber robado, motivo por el cual comienzan a golpearlos, vejarlos y humillarlos en frente del público. Los jóvenes son Carlos Sullón Ballesteros, Gonzalo Palacios Zapata y Frank Jiménez Mora.

Para el colmo, el mismo personal de seguridad robaron las pertenencias de las tres víctimas.

Ubicación de la discoteca Tonga en el Bulevar de Los Olivos

Un caso es más triste y más difícil para poder hallar al responsable o a los responsables ya que el grupo probablemente se encontraba aglomerado en la combi y porque la víctima, lamentablemente, ha fallecido; en el otro caso se trata de vigilantes de una discoteca donde hay pruebas contundentes sobre el personal que trabaja, quien es el dueño (Jorge Tello Villalobos) y cómo es que han cometido delito ya que las víctimas, los principales testigos, están con vida.

Necesitamos autoridades competentes que imposibiliten cualquier actitud matonesca de unos sobre otros (y que no se hagan los cómplices como en el caso de la Discoteca), participación ciudadana en seguridad con un aparato estatal creíble y justo y tecnologías factibles para identificar a los responsables. De lo contrario será difícil evitar que los potenciales vándalos se “descontrolen” y cometan sus atropellos.

La Matonería como Sociedad Anónima está presente… desde donde te encuentres recházala sin ningún tapujo… cuidar de otros es cuidarte a ti mismo.

Pd. Este viernes (mañana) a las 6:30pm Frente al Palacio de Justicia asistan a la manifestacion para parar la violencia de las barras bravas (yo no podré estar porque cruza con mi diplomado).

No estaría mal también hacer un evento para la clausura del “Tonga” así que gente del Cono Norte, de Morropón, de Los Olivos… ¡a manifestarse!