Salte la navegación

Tag Archives: director

Omar Quezada (Foto: Romina Mella)

Hemos explicado la forma como integrantes del APRA, grupo político en el poder, benefician a un partidario suyo desde la informalidad. Dicho caso incluso involucra al Presidente de la República Alan García Pérez. Ahora toca ver cómo es que la tratativa, entre compañeros, se gesta en otro espacio: desde las instituciones del estado.

Y para que ocurra el tráfico de tierras desde el estado… ¿Qué mejor herramienta que copar el COFOPRI (Organismo de Formalización para la Propiedad Informal), con militantes apristas, para que entre ellos se repartan como a quien le da la gana aquellas tierras pertenecientes tanto a terceros, al estado y a áreas naturales protegidas a los mismos compañeros traficantes de tierras? Claro que puede haber dinero por debajo y, dependiendo del caso, es detectable. Aún así las consecuencias saltan a la vista.

Zona Traficada (Cortesía Idl Reporteros... Haga Click para ampliar)

Así como ocurrió en el kilómetro 72, cerca a las playas de Puerto Viejo y San Antonio, donde el militante aprista Hernando Hidalgo Díaz, jefe zonal de COFOPRI en Lima y Callao, le vendió al otro militante aprista, Oswaldo Chauca, 15 hectáreas por el costo de S/. 4,908.  Igualmente, los socios de Chauca, quienes son Juan Carlos Quiñones, Ana María Salazar y Jorge Abanto Medina, adquirieron otras 15 hectáreas por el monto de S/. 2,454 cada uno. En total fueron traficados 300,000 m2 en un mercado que iba a valorar dichas tierras por 12 millones de soles.

Y claro, las valoraría así si es que estas tierras no estuviesen en la zona de impacto de los Humedales de Chilca.

La República, hace días, hizo una organigrama sobre los procesos que se deben de establecer para la adjudicación de terrenos y qué es lo que dicho proceso salteó.

Proc. de adjudicación de Terrenos. Info. de La República (Hacer click para ampliar)

Está claro ahora todo el proceso irregular que ocurrió en Chilca (Región Lima Provincias), sin embargo, aún falta saber la magnitud a la cual todo esto llegó ya que Omar Quesada, dirigente aprista, estuvo involucrado en todo este enredo ya que él estuvo desde finales de Diciembre del 2006 a cargo de dicha institución y, como es visible, dejó pasar toda esta clase de cosas. Y más sucio se pone el caso si es que en COFOPRI, copada hasta el tuétano por apristas, se pierdan los documentos de adjudicación de dichos terrenos en un caso que compete a sus “compañeros partidarios”.

Beneficiado Mayor: Oswaldo Chauca (Foto Óscar Miranda)

¿Y sáben qué es lo más increíble?…estas declaraciones de Quezada a una entrevista concedida a IDL reporteros y respondiendo sobre Hernando Hidalgo (que si bien trabajaba desde hace 14 años en la entidad era hombre con cargo de confianza desde que Quesada asume COFOPRI) y en qué condiciones entró a dicho cargo (Recuerden… ha sido un Presidente Regional el periodo regional pasado… de Ayacucho precisamente).

“-¿Hernando Hidalgo era un hombre de su confianza?

-Era un funcionario con cargo de confianza. Yo a él no lo conozco sino desde que asumí Cofopri.

-¿No lo conoció cuando usted era presidente regional de Ayacucho y él jefe zonal de ese departamento?

-Le digo con sinceridad: yo, como gran parte de la ciudadanía, tenía poca información de Cofopri antes de asumir el cargo.”

Carlinctura 29/04/2010

¿Y como un sujeto con nula noción de propiedad informal puede llegar a ser Director de COFOPRI?, ¿Quien puso a este sujeto a cargo?, ¿Fue Alan García?… porque ahora ya salió el escándalo de los terrenos de Chilca y, de hecho, están saliendo de a poquitos otros sucesos similares de adjudicación de tierras irregulares por compañeros (Cusco, Iquitos e Ica ya salieron a la luz). Estoy seguro de que estamos viendo la punta de un iceberg de mugre, en cuanto a la corruptela habida en COFOPRI, por parte del aparato aprista.

Es más… les aseguro que COFOPRI es el escándalo de corrupción “más descentralizado” de este gobierno y que, en unas semanas, sabremos más sobre su magnitud. Y ya no por bruto sino por tamaño y por los años que llevaba en el cargo… ¿Sabía realmente de toda esta suciedad Omar Quezada?

Caricatura de Carlín 09/03/2010

El domingo, mientras veíamos el Oscar, yo y algunos twiteros colaboradores hemos lanzado algunos nombres comparando algunos desatres y/o personajes en la política peruana con las categorías presentadas en la premiación cinematográfica.

Al final, mediante “mi arbitraria decisión” aquí estarían las nominadas a esta premiación a la cual llamé “El Rabo de Oro”.

Película del Año:Baguatar” producido por Alan García, Mercedes Aráoz y Mercedes Cabanillas principalmente.

Director: Vladimiro Montesinos (por lo que dirigió antes, por lo que dirige ahora y por lo que puede dirigir en un futuro)

Actor: Alberto “Kenya” Fujimori (por su exclamación “Soy Inocente”)

Actriz: Mercedes Aráoz (por pasar piola soberanamente en la película “Baguatar”)

Pelicula Extranjera: Las Suites de Canáan (Republica Dominicana – Peru)

Documental:Las Computadoras de Business Track” en posesión del Poder Judicial

Diseño: Luis Bedoya Reyes (por diseñar una agrupación que posibilita la creación de  tránsfugas delincuenciales pululando por la política peruana)

Edición: La Comisión Investigadora sobre los sucesos de Bagua con su informe en la película “Baguatar”

Guión: Caso Petroaudios” escrito por César Vega Vega para el Juez Jorge Barreto

Edición de Sonido:Petroaudios” por Elías Ponce Feijóo

Dibujo Animado: Keiko Fujimori por “Teletubbies” (Y por no contestar cómo es que financió sus estudios)

Canción: Alan García – “Ya no estás mas a mi lado corazon” (dedicada a Pilar)

Vestuario: Salvador Heresi y todo el resto de alcaldes tránsfugas que se pasaron de Solidaridad Nacional a la mafia de Alex Kouri.

Escenografía: “Plaza Mayor”, por Alan García y Luis Castañeda, haciendo de dicho lugar su propio chiquero.

Fotografía:Congresistas Juergueros” hecho por Carlos Torres Caro en colaboración con Javier Velásquez Quesquén y el no menos afortunado José Vega.

Maquillaje:Caso Comunicore” producido por Luis Castañeda Lossio

Ciencia Ficción:Agua en Lima al 100%” producido por Carlos Arana (colaboración de Alan García)

Actríz de reparto: Luis Alva Castro (por todo lo que repartió ilícitamente en el Congreso de la República)

Actor de reparto: Alex Kouri (recuerden que Vladimiro Montesinos es el actor principal que repartía órdenes)

Caricatura de Cossio

Menciones honrosas para Agustín Mantilla por su destacado papel en “El Padrino Aprista“, a Jose Enrique Crousillat por su papel de “Zombie” y a Aurelio Pastor por “usar la votación de miembros del Tribunal Constitucional“, “ayudar a que Crousillat salga de la cárcel“, “dar declaraciones tendenciosas recpecto a Baguatar en Ginebra-Suiza (con racismo incluido)” y por “desproteger a los miembros del INPE“, todo, con fines partidarios.

Es así como termina este post de lo que se supone que sería la entrega de premio Rabo de Oro. Supongo que quedaron varias en el camino y espero que les haya gustado este post. Cualquier objección a los resultados la pueden hacer a través de los comentarios.

¡Que pasen un felíz día!

Plaza Mayor de Lima

Fue el 6 de enero de 1535, coincidiendo con la festividad de la bajada de “Los Reyes Magos”, la fecha en la cual los conquistadores españoles llegaron a las tierras donde se iba a construir la capital peruana. Sin embargo, sería el 18 de Enero el día en el que el conquistador Francisco Pizarro fundó, en un verano soleado por el valle del Río Rimac en lo que ahora es nuestra Plaza Mayor, el asentamiento humano al cual llamó “Ciudad de Los Reyes”.

Nota: ¿Por qué se llama Lima?

Para ver ello expongo un extracto del texto de “El Verdadero Nombre de Lima” por Alfonsina Barrionuevo.

“Cuando llegaron los españoles el Rímac era apenas un río de agua dulce, de remansos, maternal en cierto modo, cargado de abundantes camarones y peces, que en la lengua nativa recibía más bien el nombre de mama o mamaq por los carrizales de este nombre que aún abundan e sus orillas cuenca arriba. Ellos, por dificultades de pronunciación, le quitaron la ¿r¿ inicial y comenzaron a llamar al valle limaq, por estar la ciudad que fundó Francisco Pizarro en sus orillas y después acabaron con la cola, dejándola en Lima como hoy se conoce.”

Desde entonces dicha plaza ha sido testigo mudo de interacciones con los poderes municipales, eclesiásticos (católicos) y sobretodo el gubernamental. Un poco de esta historia nos lo cuenta el arquitecto Victor Mejía quien due entrevistado por Henry Spencer allá a finales del 2008.

Como lo ven la Plaza Mayor también era el espacio público por excelencia desde el cual, en democracia, se practicaba la ciudadanía y la organización entre los componentes humanos que conformaron nuestra ciudad capital. ¿Pero que pasa ahora? Ahora es sinónimo de intolerancia, arbitrariedad y prepotencia.

Quisiera mostrarles por qué es que ello se pone en manifiesto en la Plaza Mayor. Para ello remontémonos hace unos días (exactamente el Domingo 11 de Enero) donde los alumnos, padres de familia de los alumnos y ex-alumnos del Colegio Santo Toribio de Mongrovejo se manifestaron en contra de la venta de su colegio en la homilía de la Catedral de Lima.

Policía alejando de la Plaza Mayor a la comunidad del colegio de Santo Toribio de Mogrovejo (Cortesía Prensa Libre)

¿Ante quienes manifestaban su indignación? Ante el Monseñor Juan Luis Cipriani quien quiere dejar a los chicos sin colegio por la mala administración que “directores a dedo suyo” (cabe precisar que, por el hecho de ser un histórico colegio religioso, los directores lo ponen el arzobispo de Lima) hicieron de su escuela y que por ello ha hecho que la institución reciba varias acusaciones de ex-trabajadores.

Así es como todos ellos fueron a increparle al Monseñor a la Catedral de Lima (curiosamente el poder eclesiástico) porque si protestaban en los alrededores de la Plaza Mayor iba a pasar lo que luego ocurrió después que la policía los desalojaran del recinto: la misma policía golpeó a los manifestantes… inclusive a los chicos quienes sufrieron los daños más graves de dicha protesta.

La información llega por cortesía de pantelperu1.

Nota grave: Hubieron chicos que quedaron contusos, golpeados con varilla e incluso que perdieron el conocimiento durante la manifestación en las afueras de la Catedrál colindante con la Plaza Mayor.

Incluso los policías golpearon a menores de edad (Cortesía: Prensa Libre)

Ahora comparémoslo con lo que tenemos el dá de hoy. El mismo alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, está organizando la celebración por el 475 aniversario de Lima a todo dar en la Plaza Mayor con fuegos artificiales y participación de distintos intérpretes como los Hermanos Yaipén entre otros. Y ojo, no es la primera ni la segunda ni la tercera vez que trata la Plaza Mayor como su chiquero. Ojo que su vecino de Palacio de Gobierno, Alan García, también ha estado utilizanzo dicho lugar varias veces el patio colindante.

¿Es que acaso uno no debe de ser consistente con sus quehaceres respecto a las manifestaciones?, ¿por qué no deja Castañeda, de una buena vez, prohibir toda clase de manifestación o permitirlas?, ¿por qué tenemos que soportar que usen Plaza Mayor al criterio de los que quieran los gobernantes? y peor aún… ¿por qué permite a que se golpeen chicos?

Pero si pueden hacer cualquier evento organizado por el alcalde o por el presidente... ¿no? A esa multitud no golpean pero... ¿ si a niños reclamando por su educación?

Por eso lo único que pido en este Aniversario de Lima es un criterio consistente de acuerdo al espacio público. No me vengan con esa cantaleta que “debemos de beneficiar al turismo en desmedro de la equidad en la forma de expresarnos”… simplemente quiero un criterio sólido acerca de las manifestaciones: ¿son permitidas, tanto las protestas como los tonazos que se arman en Plaza Mayor, o deben de prohibirse por completo?… para que ello no dependa de la soberbia y la arrogancia de los gobernantes de turno.

Manuel Vásquez Coronado en conferencia de prensa cuando era director del Penal de Cantera de Cañete (Cortesía: Punto de Encuetro Cañete)

Lamentamos hoy la muerte de quien fue, en vida, Segundo Manuel Vásquez Coronado. Él desempeñaba su labor como director del Penal Castro Castro y fue asesinado con cuatro balazos en la puerta de su hogar ubicado en el distrito de El Agustino. Lo que más rabia da de este caso es que esa muerte fue anunciada previamente por sus psicarios.

Este, a la vez, es una claro ejemplo de la falta de respaldo que tienen los integrantes que deben de resguardar los centros penitenciarios así como la falta de implementación de nuevas tecnologías que permitan interceptar las telecomunicaciones de los delincuentes con sus líderes que están en las cárceles.

Ante todo esto… ¿alguien se hace responsable?… no. Lo que hay es “razgada de vestidura” de aquel ministro que debería de ser responsable político (porque es de responsabilidad de la cartera de Justicia el sistema penitenciario), una salida inesperada del Jefe del Instituto Nacional Penitenciario (por el Caso Crousillat) y su reemplazo que, teniendo un día en el cargo, toma la papa caliente del sistema carcelario.

Entrada al Penal "Miguel Castro Castro"

¿Aprovechamiento de la coyuntura penitenciaria?, ¿operativo desde la cárcel para amenazar y matar?, ¿falta de implementaciones para la inteceptación de telecomunicaciones?… lo peor es que las irregularidades en el sector penitenciario son cada vez más constantes y notorias (Chachapoyas, San Juan de Lurigancho, Barbadillo, Abancay, etc).

Creo pertinente que el Ministro de Justicia Aurelio Pastor debe de renunciar o que lo saquen de su cargo ya que su ineficiencia y su incapacidad permiten esta clase de atropellos y de irregularidades al personal del sistema penitenciario. Entre el personal del INPE, falto de respaldo, no lo quieren. Nosotros tampoco.

Se busca otro Ministro de Justicia

¿O acaso es que Alan García prefiere un triste franelero (recuerdese lo expuesto de “Bagua en Ginebra” o la “Cárcel de la Selva en el Mensaje Presidencial”) que la vida constantemente amenazada del personal del INPE? Las irresponsabilidades en poner gente incapaz cuesta… sólo que, en este caso, cuestan vidas.

Ojalá la franela no pese más que la cordura.