Skip navigation

Susana Higuchi (sostiene la foto de Keiko Fujimori)

Susana Higuchi (sostiene la foto de Keiko Fujimori)

Este día de la madre quiero manifestar mi reconocimiento a todas las mamás del Perú. Asimismo alguna vez dije que iba a tocar el tema de la madre de Keiko, Kenyi, Hiro y Sachi Fujimori y qué mejor fecha para tocar este tema.

Susana Higuchi fue la primera dama de la República cuando su ex-esposo, el Ingeniero Alberto Fujimori, se alzó con la victoria de las elecciones de 1990 como un “outsider” que se desligaba de los partidos tradicionales y que contó con el apoyo del APRA y de la izquierda peruana. Ella durante los primeros años del 90 se dedicó a trabajar en la “Fundación por los Niños del Perú” a veces opacando la imagen de Alberto.

Alberto Fujmori

Alberto Fujmori

Dos años más tarde, quien alguna vez fue la señora de Fujimori denunció ciertas prácticas turbias alrededor del uso de ropa donada de Japón por parte de los de los hermanos de su marido. Resulta que ellos traficaban dichos bienes para luego venderlos por el país (el caso de la ONG Apenkai). Desde ese entonces comenzaron a fortalecerse los conflictos familiares ancestrales entre los Fujimori y los Higuchi y por otra parte Vladimiro Montesinos comenzó a intensificar la separación de la pareja presidencial.

Después del autogolpe de 1992 vino lo peor para la Sra. Higuchi y debido a ello Caretas recoge su siguiente testimonio.

“Un fin de semana entre abril y mayo de 1992, ocho personas me sacaron con mucha violencia del departamento que nos fue asignado en el segundo piso de uno de los edificios del SIE. Me sacaron con los ojos vendados, me encapucharon, me metieron en una camioneta 4×4 y me llevaron a no sé dónde. Me torturaron con golpes hasta que caí inconsciente. Me inyectaron algo para que me quedara totalmente dormida. Allí me aplicaron electroschock, porque cuando vi hablar a Demetrio Peñaherrera, me preguntaba a mí misma: ¿me habrán hecho lo mismo? Yo, como `Vaticano’, quedé con lagunas mentales, no hilaba bien las oraciones, no sabía lo que hablaba. No reconocí a nadie. Pero sé que todos tenían porte militar. No sé cuántos días pasaron, pero me ponen la misma ropa con la que me encontraron. Aparentemente estaba desnuda, tambaleante. Me sacaron de ese lugar y me dejaron por la parte posterior al departamento asignado al Pentagonito”

Denuncias toman Cuerpo publicado en la Revista Caretas el día 28 de Febrero del 2002

Pentagonito

Pentagonito

El medio también demuestra que la señora Higuchi sería torturada hasta el final del gobierno fujimontesinista en diferentes ocasiones. El periodista Gustavo Gorriti y la agente Leonor La Rosa corroboran, en diferentes ocasiones, la presencia de la madre de Keiko Fujimori en los sótanos del Pentagonito. El presidente y esposo de Susana en ese entonces da falsas declaraciones para encubrir al aparato de inteligencia de ese entonces.

Bonus track: Testimonio del que fue vicepresidente del Perú Sr. Máximo San Román en el Programa Prensa Libre antes de la sentencia a Fujimori por los crímenes de lesa humanidad de Barrios Altos y La Cantuta (6 de Abril del 2006).

MSR da dos razones por los cuales Fujimori dio el golpe: elcaso Barrios Altos y la donación de ropa usada.

En 1994 Susana Higuchi se divorcia de su esposo y en 1995 intenta candidatear a la presidencia siendo arbitrariamente impedida por el Jurado Nacional de Elecciones en ese entonces. Ella también ha sido ridiculizada en los medios comunicacionales digitados desde el SIN en ese tiempo.

Keiko, Kenji, Hiro y Sachi Fujimori

Keiko, Kenji, Hiro y Sachi Fujimori

Pero, ¿qué era de sus hijos? bueno, prefirieron la opulencia que le brindaba estar con su padre y dejaron a su madre a merced de las torturas, el abandono y el maltrato psicológico del aparato estatal. De allí se desprenden los 344 mil 588 dólares que los hijos de Susana gastaron en estudios en la Universidad de Boston entre los años 1993 y 1997 y las travesías en helicóptero de Kenji y su perro puñete por la rupa-rupa peruana con la plata de todos los peruanos entre otras irregularidades y/o banalidades. Ni que decir sobre el uso que Alberto Fujimori hacía de sus cuatro hijos para impedir la acusación que la señora Higuchi quería formular acerca de los maltratos fisicos y psicologicos hechos y en complacencia del presidente de ese entonces.

Será en la caída del gobierno fujimontesinista cuando Susana Higuchi pudo reencontrarse con sus hijos y cada día intenta fortalecer su vínculo con ellos. Ella candidatea al Congreso y se vuelve congresista por la lista del Frente Independiente Moralizador para el periodo 2001-2006.

Este post demuestra cuanto una madre puede querer y cuanto unos hijos vendidos e inclinados hacia los favores de su padre pueden aceptar. Lo mejor que pueden hacer Hiro, Sachi, Kenji y Keiko es reivindicar a su madre quien evitó ser manchada por las garras de la corrupción y terminó siendo torurada en los sótanos del SIE… pero pasan los años, se le impide hacer justicia y sus propios hijos prefieren tratarla como loca.

Anuncios

6 Trackbacks/Pingbacks

  1. […] Keiko había dicho que su padre guardaba como veremos luego). Recordemos que, por obvias razones, su madre tampoco pudo financiar sus estudios ya que la habían alejado de sus hijos. “Antes de que Alberto Fujimori fuera elegido presidente del Perú, en 1990, la familia […]

  2. […] Bueno, la República ha sido amenazada en ser enjuiciada por parte de la actual congresista “fujimontesinista”. Así es cómo el diario tendría el honor de ir a los juzgados por el berrinche de alguien quien recibió dinero de Montesinos con tal de que se satisfagan sus banalidades y a costa del maltrato que sufrió su madre. […]

  3. […] es que planifican niños para ello o si admiten la responsabilidad de ciertos crímenes. Total, si los hermanitos Fujimori-Higuchi pudieron estar felices y campantes mientras torturaban a su madre. Simplemente, son los […]

  4. […] las acusaciones de cómo se financiaron los estudios de los vástagos del ex-dictador o cómo dejaron que maltrataran a su madre en el Servicio de Inteligencia del Ejército… simplemente se hacen la vista gorda. Kenyi, Keiko y "la novia" Sachi Marcela […]

  5. […] sonsos de Alberto Kenya Fujimori, quienes prefirieron todas esas gollerías sin importarles si a su mamá la maltrataran en un bunker mílitar, nomás basta con revisar mis posts pasados sobre el tema (1,2 y 3)… ya que al final todos […]

  6. […] Bien puede usar a sus hijos como propaganda política… si ha dejado que a su mamá la torturen en Palacio y en los sótanos del SIN. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: