Skip navigation

(Aunque mi computadora esté malograda y aún no soluciono el problema quiero hacer este post debido a la coyuntura presente en estos momentos.)

En las últimas horas de alegatos finales en el juicio al ex-dictador (tanto del abogado como del acusado) sirvieron para darle una franja electoral al “dios de los comechados”. En su perorata ya señaló como líderes seguidores de sus políticas a sus “ñaños sonsos” cuyos nombres son Keiko y Kenji Fujimori.

Cualquier partido político inscrito legalmente puede hacer publicidad por la televisión teniendo una franja previa que diga “Espacio Político Contratado”, sin embargo, esta parte final de juicio sirvió para tener un espacio de esos gratis por todos los canales de televisión.

Mi crítica a los medios televisivos y radiales es que no transmitieron el resto del juicio (ni siquiera cuando Vladimiro Montesinos se mandaba guiños con Alberto Fujimori) haciendo que otra vez prioricen los personalismos ante el escándalo en vez de la comprensión del porque dicho individuo está acusado: Las Matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

He aqui un reportaje hecho por Bruno de Olazábal y posteado por Beto Ortíz el cual explica de qué se le acusa al “dios de los “comechados”.

Este es otro caso en la política peruana en el cual uno quiere manifestarte a través de un juicio para dar lástima y captar adeptos en vez de responder ante las acusaciones que se le imputa. Recordemos que los primeros y los últimos en politizar el juicio son los “fujimontesinistas”.

Recordemos que el “fujimontesinismo” no es una opción política, es mas bien una religión. Eso quiere decir que uno que se dice “fujimorista” no debería entrar a un templo católico, musulmán o de alguna otra religión que no sea profesada en esa morada fétida que tienen en el Jirón Lampa, sino serían hipócritas. Al final he llegado a la conclusión que todos los fujimoristas (sin excepción) tienen ese comportamiento que los mantiene allí vivitos y coleando.

También es cierto que el “fujimontesinista” es una persona bruta o verdaderamente corrompida por algunos favores que le ha hecho Fujimori o que piensa recibir por parte de él o de sus allegados (sin importar la proveniencia del dinero). Son individuos que ponen su conciencia en venta sin importarles si les dan condiciones desfavorables, si les roban su dinero y los prostituyen, con tal de tener beneficios clientelistas. Son capaces de adoptar medidas fanáticas y no creen en el respeto sino en el caudillo protector (el caudillismo es una de las causas por las cuales el Perú es un país subdesarrollado ya que aumenta las desigualdades entre ciudadanos, recorta el diálogo entre integrantes de comunidades, personaliza las instituciones y hacen que el poder dependa del individualismo en vez de una sucesión de poder sostenida donde las instituciones prevalezcan ante las personalidades).

Recordemos que el “Fujimorismo” es una deducción del “Fujimontesinismo” ya que el propósito de la primera palabra es el ocultamiento de lo siniestro y real de lo segundo.

A Alberto Kenya Fujimori ojalá le den cárcel de por vida (no porque le desee eso a alguien, sino para que nunca más ocurra ese tipo de carnicerías como lo fueron los casos Barrios Altos y La Cantuta), que sus hijos sonsos piensen algo más en su madre y que el “fujimontesinismo”, así como otras opciones caudillezcas y mafiosas, dejen de existir por el bien del país.

Para finalizar aquí les dejo un videoclip que me recuerda una frase de un amigo de Sedapal.

“El amor… aunque sea de hombres, sigue siendo amor.”

Ricardo

Recuerden ser tolerantes hacia esas tendencias, pero sean intolerantes ante las matanzas, las torturas y la corrupción.

Anuncios

3 Trackbacks/Pingbacks

  1. […] Caviar de Cianuro Porque no hay caviares en el Perú, y porque la crítica les sienta a algunos digerir cianuro. PresentaciónBobby Rules « El dios de los “comechados”: su dinastía, sus esbirros y su juicio. […]

  2. […] tengo un post que habla sobre la materia (Para verlo haga click aquí). No por gusto este Blog lo llama a Alberto Kenya Fujimori “el dios de los […]

  3. […] Alberto Kenya Fujimori pasó del “soy inocente” al “acepto los cargos” y es que esta nueva estrategia legal obedece a una estrategia política. La estrategia política consta de que Keiko Fujimori, su hija, gane las Elecciones Generales del 2011 y libere a su padre. Es por ello que no tendremos el desfile de testigos que presenciamos en el juicio de “violación de Derechos Humanos en el …. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: